Autocensura artística. ¿Lo políticamente correcto o lo que realmente quiero expresar?.

Durante mucho tiempo, muchísimo en realidad, me rondaba esta pregunta. Me autocensuraba y no iba “más allá” por miedo a molestar, a cabrear o porque se me malinterpretara. Así que después de mucho pensar, reflexionar y de investigar, he llegado a algunas conclusiones, que no dejan de ser mi punto de vista. No son verdades absolutas, sólo quiero que si alguien se encuentra en mi misma situación y le resuenan mis palabras, éstas puedan ayudarle 🙂

Sin más, comienzo con una anécdota. El año pasado,  dediqué bastante tiempo a hacer estudios del cuerpo humano. Estudios simples basándome en fotografías de desnudos artísticos. Los que iban quedando más resultones los subía a Facebook, Instagram, etc. Lo curioso de esta historia fue cuando, en mi página de Facebook, subí el siguiente dibujo:

estudioanatomiaface5

Un chico, creo que era de India, me preguntaba en Inglés que porqué hacía dibujos de chicas gordas, que era una forma de fomentar la gordura y la vida “no sana”. Después de intercambiar unos cuantos comentarios (de forma amistosa, eso sí), quedó claro que el no estaba de acuerdo con que yo dibujara gordas, de hecho, en los siguientes dibujos de mis chicas curvilíneas me lo hizo notar subiendo emoticonos vomitando o con cara de asco…

Realmente me pareció una tontería muy grande. Mi intención era simplemente practicar distintos tipos de cuerpos de hombres y mujeres. Descubrí unas fotos de chicas anoréxicas que dibujé y que subí a mis redes sociales. Para curarme en salud, di una explicación teórica acompañando los dibujos de que no era mi intención fomentar trastornos alimenticios, solamente practicaba la figura humana.

Estos dibujos, en cambio, no molestaron a nadie.

Esto me mosqueó. Me hizo entender, que haga lo que haga, siempre molestaré a alguien, sea mi intención o no. Con lo cual me hizo replantear de vuelta mi antigua duda de ¿no me estaré autocensurando demasiado? ¿No estaré muy pendiente de no ofender a los demás?

Para los que somos artistas, ya sea ilustradores, cineastas, escritores, músicos… el crear forma parte de nuestra propia expresión. Si nos censuramos en el ámbito creativo, también lo hacemos fuera de él, en nuestro día a día. Si no expresamos lo que realmente sentimos, no estamos siendo sinceros ni con nosotros ni con los demás. Ni siquiera estamos poniendo todo lo que somos ni lo que tenemos dentro, sólo es una versión light de nosotros, que encima es muy probable que se siga malinterpretando y molestando a otras personas.

toshio02
El artista japonés Toshio Saeki muestra violaciones, zoofilia, incesto, entre otras cosas sin ningún tipo de miramientos. Lee la siguiente entrevista y conoce más del autor.

¿Qué es lo políticamente correcto?

Wikipedia dice “La corrección política o lo políticamente correcto es un concepto utilizado para describir lenguaje, ideas políticas o comportamientos con los que se procura minimizar la posibilidad de ofensa hacia grupos étnicos, culturales o religiosos. El término se aplica también en un sentido más amplio para describir la afiliación con la ortodoxia política o cultural; en forma similar, describe aquello que podría causar ofensa o ser rechazado por la ortodoxia política o cultural de un determinado grupo.”

Esto quiere decir, que lo que hoy está socialmente bien, mañana puede no estarlo. Incluso, dependiendo de determinados grupos sociales, habrán cosas “correctas” y otras que no. Con lo cual, lo políticamente correcto es muy subjetivo y cambiante. Es una locura depender de esto para crear según los gustos de todo el mundo.

tiegs-menstrala-galaxycrossing-600
La artista Vanessa Tiegs creó con su sangre mestrual un total de 88 obras a las que llamó Menstrala. Su arte no deja indiferente a nadie, incluso en Méjico se ha llevado la iniciativa del primer Concurso de Dibujo y Pintura Menstrual

Pero…  ¿qué pasa cuándo queremos expresar ideas totalmente contrarias a lo que socialmente está “bien”?  O ¿cuando no queremos específicamente expresar ideas contrarias al bien social, pero tenemos algún que otro elemento que chirría y que preferimos omitir?

Si la intención del artista es la de combatir con su trabajo algún tipo de injusticia social, lo tiene muy claro y no hay miramientos a la hora de hacer un trabajo que sabe que levantará ampollas.

Pero ¿qué ocurre con el artista, cuya intención es la de expresarse mediante el arte y se encuentra que se está autocensurando, ya sea por no molestar, por miedo a mostrarse o por el motivo que sea?

“Crear una obra de arte puede provocar una sensación muy parecida a contar un secreto familiar. Contar secretos, por su propia naturaleza, conlleva vergüenza y miedo. Implica la pregunta <<¿Qué pensarán de mí una vez que sepan esto?>> (..) La acción artística expone a la sociedad ante ella misma. El arte saca las cosas a la luz. Nos ilumina. Arroja luz sobre la oscuridad que hay en nosotros. (…) Cuando la gente no quiere ver algo se enfada con quien se lo enseña. Matan al mensajero. (…) El arte abre los armarios, airea los sótanos y las buhardillas. Trae curación. Pero antes de que una herida pueda curarse debe ser vista, y este acto de exponer la herida al aire y a la luz, el acto del artista, a menudo recibe una reacción que avergüenza. Las malas críticas son una fuente esencial de vergüenza  para muchos artistas, pues lo cierto es que muchas críticas tiene ese objetivo: <<¡Qué vergüenza! ¿Cómo te atreves a hacer esa obra de mierda?>>

Julia Cameron

Sabiendo esto, es importante en primer término, ganar confianza en nosotros y tener claro, que al estar expuestos  seremos objeto de críticas, burlas, ofensas, etc. Pero también es cierto que atraeremos a personas que se sienten totalmente identificadas con nuestra obra. Cuanto más sinceros seamos en lo que hagamos más admiradores y detractores tendremos. Si nos mostramos a medias y con miedo, no enamoraremos a nadie, pero seguro que seguiremos siendo incómodos para algunos.

 

celeste_sisters_under_the_skin_2_painted_lady
La artista británica Sally Hewett con bordados y telas, recrea partes íntimas con todo lujo de detalles y de una manera totalmente realista: granos, pelos, celulitis, venas.

Entonces la solución es que hagamos lo que nos salga, ¿verdad?

No exactamente. La idea es crear desde dentro, pero de forma consciente. Como artistas tenemos una responsabilidad. Lo creamos o no, estamos dejando un legado y en nuestras manos está el poder construir el tipo de sociedad que buscamos y que queremos. No vale el provocar porque si o para ganar notoriedad. Debemos ser capaces de defender nuestra obra (de defendernos a nosotros), de creer en ella, que nos represente y que nos sintamos orgullosos. Si nos sentimos seguros de nosotros mismos podremos crear desde dentro sin ponernos limitaciones.

maltrato7
Este dibujo muestra episodios de abuso infantil. Los niños, son un ejemplo de cómo utilizan el dibujo para expresar, desahogar y liberar, sea lo que sea lo que hayan vivido.

Puede ocurrir que no nos sintamos muy seguros de alguna creación, porque nos hayamos mostrado “demasiado” o porque según nuestro criterio puede conducir a malinterpretaciones. En ese caso, guardamos la obra y decidimos en otro momento si queremos exponerla públicamente o no. Muchas veces necesitamos desahogarnos y lo hacemos de la mejor manera que sabemos, que es creando. No tenemos la obligación de mostrar todo lo que hacemos, lo importante es que nos sintamos realmente seguros de lo que estemos creando.

abel-azcona-hostias-performance-666-body-image-1448357650-size_1000
El performance español Abel Azcona, en su proyecto “Amén”escribió con  hostias consagradas la palabra PEDERASTIA. Causó mucho malestar, incluso La Asociación de Abogados Cristianos se querelló contra él.

El Nacimiento de una Nación: Genialidad y Racismo

000730093

 

Esta película, dirigida y producida por David W. Griffith en 1915 es considerada una de las obras maestras del cine, ya que marcó un antes y un después  a nivel técnico, abandonando esa estética y forma de narración teatral que aún conservaba. Creó los pilares del cine moderno y es una obra obligatoria para todo aquel que quiera dedicarse al séptimo arte.

Por otro lado, nos encontramos con una película sumamente racista, en la que alaba al Ku Klux Klan y que presenta a los negros como gente vaga, ladrones y violadores. Incluso fue un escándalo para su época. Aún así, logró recaudar muchísimo dinero en taquilla y convertirse en el “padre del cine actual”.

Griffith, en su película defendía los principios en los que se había criado como hijo de una familia sureña estadounidense, en la que la supremacía blanca estaba muy marcada. Durante el rodaje de la película no contó con actores negros, ya que ninguno se prestó a participar y tuvo que caracterizar a actores blancos pintándoles la cara de negro. Después de su estreno, se produjeron numerosas revueltas contra la población negra e incluso el KKK, después de haber sido olvidado volvió a surgir, reclutando gente con imágenes de la película.

Esto es un ejemplo de lo que hablaba anteriormente. Siendo conscientes que lo que hagamos influirá a los demás, podremos calibrar y decidir. Griffith fue consecuente con sus ideas y eligió incendiar a la sociedad de su época.

Conclusión

Es importante que nos sintamos seguros con nosotros mismos y con nuestra obra, siendo conscientes que estamos contribuyendo al patrimonio cultural de la humanidad.

El hecho de que nos sepamos “responsables” de nuestras creaciones no es una forma de censura, sino de madurez. En ningún momento hablo de qué obras están bien o mal ética y moralmente, ya que eso es decisión del artista.

Y como consejo final y personal, cuando os encontréis con dudas y no sepáis si pasaros o quedaros cortos, elegid siempre pasaros,  porque siempre estaréis a tiempo  de decidir más tarde si mostrar la obra o no 😉

polly-nor
La Mono Magazine hizo una selección de 7 artistas políticamente incorrectos que quizás te guste ver. Ilustración de Polly Nor.

 

¿Qué opináis sobre la autocensura y lo políticamente correcto?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s