Cómo encontrar nuestro propio estilo artístico

el

Que los dibujos que hagamos se noten que son nuestros y que tengan nuestra seña de identidad es algo que nos suele preocupar mucho, sobre todo cuando empezamos a movernos y a mostrarnos a los demás. Realmente es un tema que se cuestiona y se pregunta muchísimo cuando se está aprendiendo a dibujar, convirtiéndose en algo prioritario, cuando en realidad, encontrar nuestro estilo debería ser totalmente secundario ¿Sabéis por qué? Por que a medida que aprendemos, experimentemos y dibujemos llegará si o si.

Aprender a dibujar vs Encontrar el estilo

Aunque sabemos que se tratan de cosas diferentes, muchas veces al preguntar a  nuestros profesores, o escuchando los consejos de otros profesionales, veremos que las recomendaciones son mayoritariamente de “estudio”. Aprende esto…. Observa cómo lo hace tal ilustrador…. Y al final se mezclan ambos conceptos, pensando que encontrar nuestro estilo personal es equivalente a aprender. En realidad el descubrir nuestro estilo es una consecuencia de aprender y ¿sabéis lo mejor? estaremos aprendiendo toda nuestra vida y por ende, nuestro estilo irá cambiando y evolucionando también con el paso del tiempo.

Birth_of_Venus.tif
Mark Ryden es un ejemplo de estilo reconocible dentro de la pintura contemporánea. No sólo ha logrado imponerse desde una personalidad muy particular, sino que ha generado el llamado recientemente Surrealismo Pop o Lowbrow Art creando una corriente imitada y copiada por muchísimos artistas posteriores.

Aprender a dibujar implica, copiar mucho y observar más todavía. Aprender de otros dibujantes, ilustradores o pintores, observar su estilo, copiarlo y transformarlo (a ver qué ocurre). Aprender del natural, de bodegones, de modelos y comprender cómo funciona la luz y el color. Usar referencias cuando no sabemos cómo son determinadas posturas u objetos (que será casi siempre al principio), y con todo este bagaje ir interiorizándolo, haciéndolo nuestro y fusionándolo. Pensamos que la originalidad viene de no copiar a nadie y de no ver a otros para no contaminarnos pero si asumimos que todos los seres humanos aprendemos de los ejemplos, nos inspiramos mutuamente y evolucionamos gracias a la mejora de cosas ya existentes, nos daremos cuenta que cuánto más copiemos y observemos lo que hay, más personal y nuestro será nuestro estilo, porque nos habremos enriquecido de múltiples fuentes.

En qué consiste el estilo exactamente

Definición de estilo:

  1. Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a un artista, una obra o un período artístico y le confieren una personalidad propia y reconocible.
  2. Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan una cosa, una persona, un grupo o un modo de actuación.

Es decir, nuestro estilo es lo que marcará nuestra forma de hacer las cosas, de ver el mundo, de expresarnos, etc. Esto abarca bastante, desde las líneas y las tramas que utilicemos, el coloreado, los temas que abordemos y reflejemos…si dibujamos personajes, paisajes, animales, abstracto… si los ambientes son fúnebres, cálidos… si hacemos las manos pequeñas a nuestros personajes, si no dibujamos fondos…

La técnica que utilicemos formará parte de nuestro estilo también y nos diferenciará de los trabajos de otros. Muchas veces la falta de dominio de ésta se convierte en un estorbo a la hora de querer expresar algo concreto. Cuanto mejor dominemos la técnica más fácil se nos hará expresar y dejar que aflore nuestra personalidad.

A veces se confunden los “fallos” con el estilo, por ejemplo: Vemos que un dibujante en todos sus dibujos tiene tendencia a dibujar la cabeza muy pequeña en proporción a su cuerpo (en dibujos realistas), pensando que es el estilo de ese ilustrador, cuando en realidad se trata de un fallo anatómico. Podemos crear un estilo en base a deformar o estilizar las figuras, pero partiendo de la realidad, del conocimiento, del estudio y eso se notará luego en nuestros trabajos, cuándo fue adrede y cuándo por falta de conocimiento. De ese mismo dibujante podremos decir que su estilo es realista, detallista, ambientado en ciencia ficción, pero que falla en anatomía. El estilo se forja a través de lo aprendido e interiorizado no por falta de conocimientos.

Cuando nos encontramos cómodos dibujando y coloreando de una manera concreta y se nos hace fácil y llevadero, es posible que ya estemos entrando en nuestro propio estilo. De forma natural, vamos adaptando lo que aprendemos y lo que copiamos a lo que es cómodo para nosotros y cada vez, necesitaremos menos observar a los demás y empezarán a surgir otros detalles nacidos de la improvisación, de los errores y de la experimentación, que poco a poco iremos añadiendo a nuestro estilo.

c4d4bde8723d37335a383250943f87da
La artista mejicana Frida Kahlo representó en sus obras todo ese dolor y sufrimiento que la atormentaba continuamente. Todas sus pinturas giran en torno a ella y su mundo interior. Influenciada por el folklore mejicano y sus propias vivencias proyectaba toda la simbología que su inconsciente le mostraba creando una obra totalmente personal y original.

La inspiración motiva la creación

Decía anteriormente que los temas que abordemos en nuestras obras también forman parte de nuestro estilo. Estos temas dibujables vienen de ver o experimentar algo exterior que conecta con algo nuestro interior y que nos apetece expresar (la inspiración). Esto quiere decir que mantenerse inspirado es fundamental para poder crear algo nuestro y que nos represente. La inspiración no sólo viene de la obra de otros artistas, sino de películas, series, novelas, música, e incluso, de la conversación con un amigo o estudiando matemáticas. Todos es inspirable. No a todos nos inspiran las mismas cosas, ni tenemos el mismo nivel de inspiración, por lo que la combinación de temas en nuestro interior puede ser infinita.

Cuando nos encontramos sin Musa, que suele ocurrir a menudo por temporadas más o menos largas, es porque simplemente llevamos demasiado tiempo con los mismos temas alrededor y sin estímulos nuevos. Necesitamos llenarnos de nuevas experiencias que nos generen nuevos temas que podamos enlazar con lo que ya tenemos dentro. Esto es algo que requiere de tiempo, por lo que si nos encontramos nada inspirados, simplemente disfrutemos de nuevas experiencias sin forzar la maquinaria 🙂

La inspiración no sólo nos genera temas, sino también ideas creativas, cómo la mezcla de técnicas distintas o el uso de materiales raros para crear (uso de azúcar y vinagre para pintar, por ejemplo)…

855-8
La diseñadora Coco Chanel creó desde su propia necesidad, como la de muchísimas mujeres de su época, de una vestimenta cómoda, práctica y funcional que no existía. Su estilo sigue vigente actualmente a pesar de la imposición del tipo de mujer creada en los años 40 y que el diseñador Christian Dior, entre otros, fomentó ganando en popularidad a Chanel.

Estar dispuesto a equivocarse y jugar como hacíamos de niños.

Nos encontramos de adultos con miedo a equivocarnos, hacerlo mal y a cometer errores en general. De pequeños se nos regañaba si osábamos a pintar las paredes o se reían de nosotros, a veces de forma tierna por parte de los adultos, otra con mala leche si eran compañeros de clase, si decíamos algo mal (si ya éramos más grandes nos regañaban porque se supone que ya tendríamos que saber cómo hablar). Con lo cual equivocarse es un estigma, un problema. Pero fue así como aprendimos a caminar, a escribir, a leer y  a otras muchas cosas. Aprendimos mediante la equivocación y el juego. ¿Qué pasa de adultos? Que no nos permitimos equivocarnos y queremos hacerlo todo perfecto y bien. Así que sólo nos movemos en lo que ya conocemos: La zona de confort.

Una de las cosas que hacíamos de niños era jugar con la comida. Dibujábamos en la salsa con el tenedor creando figuras, o con la masa modelábamos figuras como si fuera plastilina o pintábamos con los dedos llenos de chocolate por la pared. Nos regañaban diciendo que no hiciéramos guarrerías y en casos más graves nos castigaban. Provocábamos el enfado de los mayores.

Ahora de repente vemos que hay todo un arte detrás de las figuras de azúcar (con diversos colores y todo), o el Latte Art (dibujos con la espuma del café) y pensamos ¡Qué original, nunca se me habría ocurrido! ¿Cómo que no si ya lo hacíamos de pequeños? La diferencia es que hay quienes han seguido jugando y equivocándose de adultos.

e53d29e77559ec07ecbc79f23fb61d6c
El artista dongurinekobei crea estas asombrosas obras de arte con la espuma del café. Ejemplo que se puede seguir jugando con la comida y conseguir resultados maravillosos.

Así que aprendamos de los niños y recordemos lo que fuimos: exploradores dispuestos a ver “qué pasa”. De los errores llegan los aciertos, pero para que lleguen tenemos que equivocarnos muuuuchas veces.

¿Trabajar enfocado para crear un estilo original?

Otro consejo que dan algunos dibujantes, sobre todo los que empiezan y quieren arrojar luz a los que se encuentran en esta “difícil” situación, es la de trabajar dibujando hasta dar con nuestro estilo. Esto es coger los elementos que nos gusten de diferentes artistas y unirlos en nuestro dibujo: el sombreado de uno, el tipo de rostros de otros, etc. Vamos probando hasta que demos con la fórmula que nos guste.

Si bien puede ser una manera temporal de tener un estilo, considero que centrarse en buscarlo de esta forma  es como querer formar una personalidad a base de lo que nos gusta de los otros. Al final, ese estilo conseguido copiando a los demás cambiará con el tiempo, porque lo iremos adaptando a nuestra forma de crear. Crearemos un estilo “aparentemente” nuestro, pero que funcionará por un tiempo hasta que adquiramos más seguridad, mas técnica, más conocimiento y agreguemos lo que hay dentro de nosotros.

El mezclar diferentes elementos de otros dibujantes entra dentro de la experimentación que comentaba anteriormente, que nos ayudará a aprender y desarrollar nuestra creatividad.

El “problema” del manga

No estoy en contra del estilo manga, ni mucho menos, lo respeto como cualquier otra forma de hacer ilustración, cómic o animación. Pero suele ser un arma de doble filo para los niños y adolescentes que comienzan a dibujar. Por un lado, parece una forma de dibujar “muy sencilla” y al estar presente en muchos medios de comunicación, es enseguida imitado y reproducido por los más jóvenes. Es una forma muy buena de empezar a dibujar y de que mucha gente interesada en el dibujo comience a dar sus primero pinitos. El problema viene después. El manga es un estilo consolidado con unas reglas ya establecidas. Aunque existen muchos tipos de estilo manga (unos más estilizados, otros más caricaturizados, etc) cada uno de esos estilos tiene a su vez unas reglas. Hay artistas que han creado trabajos muy buenos creando un estilo de manga diferente, pero en general suelen repetirse patrones a la hora de crear la ropa, los expresiones faciales, etc. Los temas, así como la forma de colorear, de colocar tramas, luces y sombras son también bajo unas reglas concretas que limitan mucho la experimentación y la creatividad. Cuando esta persona amateur comienza a ir más allá, se da cuenta que el estilo manga no es tan sencillo, sino todo lo contrario, es complejo y requiere de conocimientos de anatomía, proporciones y perspectiva que se le escapan. Hay quienes siguen con el manga “tradicional”, limitando la creación de un estilo más personal, los hay quienes fusionan el manga con el estilo americano, por ejemplo,  y hay quienes deciden abandonarlo y estudiar dibujo, desde el realismo, costándoles trabajo quitarse el sello “manga” que traen anteriormente.

portada
La famosa obra Akira” del artista japonés Katsuhiro Otomo, de la que también se creó la película del mismo nombre, trajo definitivamente el manga y el ánime a Occidente, marcando a toda la generación de los años 80. Jean Giraud (Moebius), un grande del cómic europeo era gran fan de Otomo y del estilo japonés en general.

Mi consejo para todo aquel que quiera hacer manga, ya sea creando un estilo personal dentro del manga, fusionándolo con otro estilo o creando desde un estilo ya establecido (dentro de la gran variedad que existe), es que durante el aprendizaje salgan por un tiempo del manga y estudien observando del natural para poder “entender” cómo funciona la perspectiva, el cuerpo humano, los objetos, etc Cuando se regrese al manga, éste habrá ganado muchísimo en calidad, y siempre es bueno y positivo ir mezclando y combinando durante el aprendizaje el manga con lo realista.

Tengamos en cuenta que el estilo manga surgió también de observar la realidad existente, por lo que es muy recomendable ir a los orígenes.

Conclusión

Encontrar nuestro estilo no debe ser realmente nuestra meta, más importante es enfocarnos en el proceso, disfrutando de él, ya que esto será siempre la constante en nuestra vida. El estilo cambiará o evolucionará siempre. Si nos ofuscamos solamente en intentar  ser originales y con estilo propio, en el momento que creamos que ya lo tenemos, nos cerraremos las puertas a seguir experimentando. Hay quienes tienen varios estilos de dibujo, hay quienes no, pero no nos pongamos nosotros mismos los límites. Si creemos que ya tenemos estilo propio permitámonos adornarlo más, mejorarlo y llevarlo al siguiente nivel.

La búsqueda incesante de un estilo propio está propiciada en mostrarnos a los demás de una cierta manera, es decir, estamos creando para los otros, para las redes sociales o nuestro artbook. Pero debemos crear para nosotros, para encontrar esa manera artística natural que nos represente, y a partir de ahí mostrarnos a los demás y buscar trabajo como ilustradores.

nw-iris
Iris Apfel, diseñadora  estadounidense e icono de la moda a sus 95 años lleva estilo y personalidad de la mano: “De pronto me he convertido en una estrella geriátrica. Mi marido y yo nos reímos mucho con la situación. He estado haciendo esto toda mi vida y ahora me encuentro con montones de revistas, sobre todo europeas, que está escribiendo sobre mí. ¡Pero yo no estoy haciendo nada distinto a lo que he hecho durante los últimos 70 años” Conoce más sobre ella en esta entrevista.

El estilo es nuestra personalidad y nuestra forma de ser llevada a la expresión artística. Dejemos que surja de manera natural y no nos obliguemos a ser lo que no somos.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. nora dice:

    Querida Patri, has hecho una exposición clara y precisa referente a la Identidad Artística que se logra a través de la experimentación acierto- error y constancia, el resto…Estará a la vista. Mi enhorabuena por el artículo.
    Nora.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Nora por tus palabras, las aprecio especialmente viniendo de ti. Este proceso ya lo viviste y te tocó como a todos, ir haciéndolo a ciegas y siguiendo tu intuición. Un abrazo fuerte 🙂

      Me gusta

  2. Rosario dice:

    Siempre supe que llegarías lejos. Era tu impronta , tu dedicación y tu buen gusto. Me alegro Patty por muchos mas exitos

    Me gusta

  3. Rosario dice:

    Supe que llegarías lejos, por tu impronta, tu dedicación, tu gusto y estilo inconfundible. Me alegro muchísimo y te deseo exitos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s